Comité Político del PLD es convocado de urgencia tras escándalos convención

Santo Domingo.- Tras los graves incidentes de la convención parcial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) el domingo último, que dejaron dos militantes muertos, una indeterminada cantidad de heridos y decenas de denuncias de irregularidades, el Comité Político del Partido de la Liberación se reunirá hoy martes para conocer de la situación creada luego de las elecciones internas realizadas el pasado domingo.

La convocatoria fue confirmada por el senador y secretario general del PLD, Reinaldo Pared Pérez, quien dijo que la reunión del organismo está pautada para las 7:00 de la noche en la Oficina Presidencial, ubicada en la calle Doctor Piñeyro 158, de la zona universitaria.

Expresó que la convocatoria se hizo a fin de analizar la actual situación y fijar posición en torno a los incidentes de la convención.

Imagen maltrecha
Luego de los graves incidentes del domingo último la mística de “partido organizado” del PLD queda muy maltrecha y su unidad seriamente cuestionada.

Precisamente, eran la organización y la unidad las dos principales cualidades que la dirigencia peledeísta enarbolaba ante la sociedad para diferenciarse de los demás partidos, especialmente del Revolucionario Dominicano (PRD).

El PLD ha presentado al PRD como su antítesis y le ha estrujado incidentes mayúsculos como los ocurridos el 24 de noviembre de 1985 en el entonces Hotel Dominican Concorde, durante la convención para escoger al candidato presidencial entre Jacobo Majluta y José Francisco Peña Gómez, con un saldo de un muerto y varios heridos; así como el del 14 de enero de 2013 en la Casa Nacional de la avenida Jiménez Moya, que dejó varios heridos de bala.

De forma sistemática la dirigencia del PLD expresaba que la diferencia entre ambas organizaciones radicaba en que los perredeístas defendían intereses grupales y particulares, ya que era una federación de grupos, mientras que los peledeístas actuaban de forma monolítica y organizada debido a que anteponían los intereses del PLD a los particulares.

Dicha prédica caló de tal forma en la sociedad que no se cae en el equívoco si se afirma hay un solo dirigente político, empresarial o de la sociedad civil que no haya esgrimido el argumento que el PRD no merece gobernar porque ellos no se ponen de acuerdo ni para escoger un regidor, cualidad negativa que tras el acuerdo arribado con el presidente perredeísta Miguel Vargas Maldonado ahora se esfuerzan en trasladarla e identificarla con el Partido Revolucionario Moderno (PRM).

PLD pierde su esencia
Los incidentes del domingo han sido el culmen momentáneo de un proceso iniciado tras la derrota electoral del PLD en el año 2000 y puesto en marcha en el 2001 durante el VI Congreso Profesor Juan Bosch, cuando se decidió abandonar la política de cuadros orgánicos que lo regía desde su fundación en 1973 y pasar a la masificación del partido con miras al retorno al poder en 2004.

Con la masificación, el PLD abandonó figuras como el Activista Nacional, que servía de enlace entre el Comité Político y las bases del partido, así como la escogencia de los candidatos a puestos de dirección y electivos por parte de los organismos, integrados por cuadros políticos, dejando en el voto directo de las bases dicha decisión.

No hubo de pasar mucho tiempo para que la dirigencia del PLD comenzara a experimentar los efectos de la masificación que antes le echaba en cara al PRD, pues ante sus ojos poco a poco la organización morada se iba perredeizando, y si antes no se hizo más notorio es porque jamás el antagonismo entre el presidente Danilo Medina y el expresidente Leonel Fernández había llegado a ser tan evidente.

De cara a la campaña
Aunque desde la noche misma del domingo la dirigencia del PLD ha tratado de minimizar los hechos, llegando incluso a decirse que se investiga si hubo injerencia externa, los efectos negativos de los graves incidentes comenzaron a reflejarse de inmediato.

Resultó chocante ver al presidente Medina la noche del domingo decir, evidentemente golpeado, que él no esperaba que en su partido pudiera presentarse una situación como la ocurrida.

La actitud del mandatario es señal de cuán difícil le será al PLD minimizar los incidentes de cara a la campaña electoral del próximo año, ya que además del discurso anticorrupción, que tan buenos resultados le dio en un principio, tampoco podrá usar el arma del desorden y el grupismo de un PRD aliado en contra de un PRM que hasta el momento ha sabido sortear los escollos y va descontando puntos a una candidatura reeleccionista que llegó a su techo, y si bien es cierto que aún tiene probabilidades de ganar, todo apunta a que va en descenso y perdiendo aliados.

Habría que esperar ver qué pasará con los resultados de la convención, y sobre todo cómo afrontan y resuelven en aquellos lugares donde se suspendió el proceso y donde se puedan elevar impugnaciones, como se ha anunciado.

Además, hay que ver cómo enfrenta el PRM el proceso convencional que tiene pendiente, más ahora en que se ha anunciado una alianza con el Partido Reformista Social Cristiano, pues habiéndola suspendido en dos ocasiones, no es de sorprender que dichas primarias no se realicen a la sombra del fantasma de los líos del PLD.

Obispo condena violencia en convención del PLD

El presidente del Episcopado Dominicano, Gregorio Nicanor Peña, condenó los hechos violentos registrados ayer en los comicios primarios del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y dijo que “esas son cosas que no deben pasar en un país civilizado”.

Indicó que la nación debe avanzar mucho en lo político y en lo que debe ser el respeto de las ideas. “Que esto sirva de ejemplo y que para el futuro se evite, de toda forma, el que ocurran estos eventos tan desagradables que vienen a enlutar la familia dominicana, expresó.

El prelado agregó que esto debe llevar a todos los líderes del país a una reflexión, sobre todo a aquellos que tienen influencia en los grupos y que tienen la responsabilidad de formarlos y orientarlos, para que bajo ninguna circunstancia pretendan imponer las ideas a base de la fuerza y la violencia. Gregorio Nicanor Peña se expresó en esos términos en horas de la mañana, durante la inauguración del proyecto habitacional Ciudad Las Cayenas, ubicado en la carretera del distrito turístico Bávaro, Punta Cana. El presidente del Episcopado Dominicano respondió pregunta de los reporteros, quienes lo uestionaron sobre los incidentes.