"Bisonó reactiva su lucha por Ley de Armas: "Esta legislación se hace cada vez más necesaria"

Santo Domingo.- El presidente en funciones del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Víctor – Ito – Bisonó, sostuvo que ante los violentos decesos de las últimas semanas, los cuales han involucrado armas de fuego, se hace necesario agilizar la aprobación de una nueva ley de armas, la cual es de su autoría, y que sigue a la espera de ser aprobada en el Congreso Nacional.

“Aprobar una nueva ley de porte y tenencia de armas de fuego se hace cada vez más necesario, sacar las armas de las calles, castigar a los responsables del uso indebido de estas, regular los permisos y endurecer las penas a quienes violen la ley”, dijo Bisonó. Agregó que se hace necesario además un marco legal actualizado y acorde a los desafíos del presente, para que las autoridades competentes actúen en consecuencia y eviten mayores niveles de violencia.

El legislador reformista recordó que la actual ley de armas es de 1965, “es decir, el Ministerio Público, la Policía Nacional, la justicia y todas las entidades relacionadas, trabajan en función de una ley de más de 50 años de antigüedad, es un escenario que debemos revertir con una nueva ley, discutida y consensuada durante más de 10 años con diversos sectores de la vida nacional y con organismos internacionales”, explicó.

Bisonó advirtió que con una nueva ley de armas se dará un gran primer paso para enfrentar el problema de la violencia e inseguridad en el país, “de la forma más transparente, legal y efectivamente posible”. Dijo que tienen desde el 2007 trabajando con una “visión pro activa y  preventiva” de violencia, y en esa dirección apunta la nueva ley.

El presidente en funciones del PRSC dijo lamentar que tengan que ocurrir muertes violentas con armas de fuego para unificar voces que llamen a aprobar la ley de armas. “Seguimos buscando el consenso y sumando opiniones para enriquecer la propuesta de ley que esperamos finalmente sea aprobada”, acotó.

Finalmente, Bisonó hizo un llamado a la reflexión y a la acción. “El dolor que sentimos familiares y amigos cuando perdemos un ser querido a manos de la violencia, debe traducirse en ganas de trabajar y sacar adelante al país, para liberarlo de la violencia, la inseguridad y el subdesarrollo”, cerró.