Hasta la Lluvía despidió a Juancito

Por Darwin Feliz Matos
Santo Domingo Este.- Entre lágrimas, llantos y desafiando una copiosa lluvia fueron sepultados el pasado jueves los restos del asesinado alcalde del municipio Santo Domingo Este, Juan De los Santos, en un hecho que ha consternado a la población.

El cadaver que fue trasladado desde la Funeraria Blandino, en el inicio de una larga ruta que incluía el Congreso Nacional, en donde se le realizaron las respectivas honras, por haber ocupado este una curul en la Camara de Diputados. De allí sus restos fueron llevados a la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU), institución que presidia en donde igualmente alcaldes y dirigentes municipales les honraron.

Vea Tambien: Matan a tiros a alcalde Juan de los Santos en un confuso incidente

Luego pasaron al local de su organización política donde su más alta cupula incluyendo su presidente y el presidente de la República le esperaban en medio del calor, la emoción y los olores concentrados entre miles de compañeros que querian despedirse de este nuevo lider que surgía de forma ascendente y muy acelerada.DSC04054Acabados los honores de sus compañeros de partido, el ferretro partió hacia su municipio Santo Domingo Este, atravezando el barrio que le vio nacer y crecer Maquiteria, en la que cientos de personas desafiando el candente sol lo esperaron por largas horas para despedirse del muchacho de su comunidad que más lejos ha llegado a pesar de haber crecido en la marginalidad al igual que muchos que aún allí viven.

En la San Vicente de paúl justo en la antigua “rotonda” donde hoy funciona Megacetro, potentosos Disco Light con una musica cristiana donde decenas de personas lo estaban espernado allí llorando y cantando la contagiosa canción “cuando un amigo se va”.

Una multitud lo esperó en la sede del edifiio municipal en construcción el que habia sido un gran sueño que no pudo concretizar y ver hecho una realidad, quienes entre llanto y gritos de desesperación para despedir a su lider eran impedidos penetrar al lugar debido al protocolo y el fuerte dispositivo de seguridad montado allí.DSC04058

Cientos de municipes de los diferentes extractos sociales sobre todo de los más pauperrimos habian esperado durante largas horas poder tocar aunque sea el ataúd y decirle “adios, o hasta siempre” a quien les ganó el corazón para que lo conviertieran en su representante del municipio en dos periodos consecutivos.

Vea Tambien: Hipólito Mejía: “muerte de alcalde troncha una carrera política en ascenso”

Paradogicamente Juan de los Santos, el alcalde y dirigente político que menos le gustaba exibir seguridad y que su mayor satisfacción lo era estar con la gente, escucharlos, abrazarlos y en muchos de los casos ayudarlos, ese día sus más cercanos colaboradores le montaron un dispositivo militar, policial y municipal para que estos no pudieran aunque sea mirar y abrazar su ataud.DSC04067

Los miles que alli estaban con banderas, gorras, carteles, vítores, rosas, vociferaban pidiendo que le dejaran ver por ultima vez quien fue su lider por más de una decada.

Vea Tambien: Dirigentes políticos muestran pesar por asesinato de Juan de los Santos

En las largas filas a coro gritaban “queremos ver a Juancito”; “no queremos discursos, queremos ver a juancito”, “Juancito tambien era de los pobres y porque no lo esconden”; entre otros se escuchaba hasta dentro del local a pesar del potentoso equipo de sonido que reproducia los discursos de los funcionarios municipales y legislativos.DSC04060

Ante esta exigencia de quienes se encontraban fuera la viuda del Alcalde, Berlinessa Franco intentó que permitieran a estos entrar y así cumplir con su cometido, pero fue imposible y llegó la hora de partir.

El cortejo fúnebre hacia el cementerio se inició bajo un potente sol que producia gotas de sudor a quienes se trasladaban en sus vehiculos, como a quienes en toda la avenida San Vicente de Paúl esperaban con carteles, afiches y banderas para despedirse de quien fue su alcalde por casi diez años.

Vea Tambien: Presidente Danilo Medina acude a funeraria Blandino a dar pésame a familia de Juan de los Santos

Sorpresivamente y como si el cielo tambien quisiera ser particpe de la despedida de Juancito al salir el ferretro del municipio y empezar a atravesar el puente de la 17, una nublazón por completo y la lluvia se hace sentir de lleno.DSC04102

Quienes acompañaban el carro funebre a pies, debieron abandonarlo y subirse a sus vehiculos incluso a camionetas sin techo y así darse su chapuzón sin querer.

El cortejo hubo que ser trasladado bajo el chaparrón hasta el último lugar de descanso del ex presidente de FEDOMU, en el cementerio Puerta del Cielo del kilómetro 22 de la Autopista Duarte, en la que la lluvia se sintió en todo el camposanto.

El congestionamiento en la vía se extiendió en gran parte del trayecto, en la que muchos a pesar de la fuerte lluvia salian para ver por ultima vez aunque que sea la carroza que trasladaba a un joven empresario que se habia covertidoe en unos de los lideres politicos emergentes con mayor futuro en el PLD, quien escaló al mayor organismo de dirección del Partido de la Liberación Domincana (Comité Político) en un corto tiempo.

Decenas de personas desafiaron la lluvia para participar de los últimos actos en honor al alcalde de Santo Domingo Este, llevados a cabo en el campo santo.

Bajo esa misma lluvia rindieron honores el presidente Danilo Medina, su esposa la primera dama Cándida Montilla de Medina, la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, Reynaldo Pared Pérez y otros dirigentes quienes le esperaban para acompañar a la esposa del fenecido alcalde, Berlinesa Franco, quien por momentos parecía se desvanecería.

Todo transcurría normal hasta que le correspondió a Berlinesa leer el pánegirico y agradecer a quienes de una forma u otra se habían solidarisado con su familia.DSC04101

Sus emotivas palabras fueron letales para que la evuliición de las lágrimas se convirtieran en colectivas, militares, seguridad, diputados, la senadora, la primera dama y sus hijas, periodistas, fotografos, camaragrafos, empleados del cementerio exceptuando escasas exepciones se sumaron a acompañar a Berliensa en sus gritos, incluso hasta el presidente Danilo Medina, a quien se le vío en mas de una ocasión sacar su pañuelo blanco para secarse los caudales que brotaban de sus ojos.

“Ellos me preguntan ¿cuántos días vas a durar en el cielo? ¿Cuántos días vas a durar para bajar a verlos? ¿Y que si en el cielo hay celular para ellos llamarte?” está fue la detonante para que los pelos se pusieran de puntas y los ojos se convirtieran en ríos.

Aun allí bajo la lluvía todos no perdieron ni un segundo tratando de vivir lo que acontencia, en la que hasta que depues de sepultado en la bobeda familiar penteraron algunos para percatarse del noveso sistema de dar cristiana sepultura.

Doña Berlinesa Franco lloraba continuamente la muerte de su compañero en la que siempre buscó consuelo en los hombros de su compadre el presidente Danilo Medina, quien fue un gran “padre” y el soporte político para contruir el gran liderazgo que Juan de los Santos, pudo lograr en su carrera politica. Medina por mas fuerte que intento ser, fue traicionado por las lágrimas indetenibles en su camino ya remojado hacia sus mejillas y barbilla.Danilollorajuancito

Verdaderamente que Juan de los Santos, cariñosamente “Juancito” se ganó el cariño no solo del Partido de la Liberación Dominicana, sino que su liderazgo trascendió mucho más allá y quedó demostrado el pasado jueves cuando miles y miles sin importar banderias políticas, etnicas, religiosas le despidieron con un “hasta siempre…”