DGII aplaza notificación a personas con doble empleos por deudas

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

SANTO DOMINGO. Tras la demanda de una amnistía fiscal o un “borrón y cuenta nueva” que solicitan diferentes sectores de la sociedad para las personas con doble empleo que tienen deudas pendientes con la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) por concepto del Impuesto Sobre la Renta (ISR), la entidad recaudadora anunció que detendrá las notificaciones a este segmento de contribuyentes.

Aunque la institución informó que se va a concentrar en la orientación masiva sobre el tema y que aplaza las notificaciones, no indica que exculpa a quienes ya fueron notificados, sino que examina uno por uno los casos de asalariados notificados para estar seguro de que la acción se ha hecho correctamente.

“En los casos en que se hayan cometido errores, porque no somos infalibles, rectificaremos sin ningún problema”, explicó el titular de la DGII, Magín Díaz, en una nota de prensa.

El funcionario dijo que, aun en los casos en que la DGII tenga la razón se dispondrán de todas las facilidades, aplicando el mayor grado de flexibilidad posible dentro de la ley para que los contribuyentes, especialmente los de menores ingresos, se puedan regularizar sin traumas.

Las notificaciones de la DGII causaron tanto malestar en las personas afectadas y sus relacionados que hasta provocaron el sometimiento de un proyecto de ley de amnistía fiscal al Congreso Nacional para que se les perdonen las deuda a las personas con doble empleo, las cuales en algunos casos representan hasta más de RD$500,000.

Sin embargo, la presidencia de la República no se ha pronunciado sobre este pedido de amnistía.

Díaz admitió que ha sido una “falla histórica” de la DGII no haber informado suficientemente al público sobre las disposiciones del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de 1998 en cuanto a los contribuyentes con más de un empleo.

Díaz explicó que luego de haber notificado a menos de 2,000 personas (de un total de más de 2 millones de asalariados); y reflexionado sobre la demanda de una campaña previa –propuesta que considera justa y necesaria- las cartas dirigidas a los contribuyentes con más de un salario para que se regularicen cierran su primer ciclo.

“En la DGII actuamos siguiendo la ley de manera estricta, pero esto no nos hace irracionales. Bajo el principio de razonabilidad, tenemos que admitir que sorprendimos a la gente, porque ciertamente en 20 años no ha habido orientación sobre el tema en los niveles adecuados”, sostuvo el funcionario.

Y agregó: “La DGII es una institución que administra el cobro de los impuestos y no es necesariamente simpática, pero tampoco es un Leviatán que se come a los contribuyentes. Nos vamos a concentrar en la orientación masiva; vamos a divulgar un ABC sobre el tema.”