Piden evacuar con urgencia 107 migrantes de barco de ayuda humanitaria

Varios migrantes saltaron al mar ayer desde un buque español de rescate en un intento fallido por alcanzar las costas de Italia, donde el ministro del Interior Matteo Salvini se ha negado a permitir el desembarco de sus 107 pasajeros.

“Avisamos hace días, la desesperación tiene límites”, dijo Óscar Camps, fundador de Open Arms, que publicó un video en el que se veía a 4 migrantes con chalecos salvavidas nadando rumbo a la isla de Lampedusa. Tripulantes del buque del grupo de ayuda humanitaria nadaron a ellos para traerlos de vuelta.
Open Arms solicitó permiso urgente para ingresar al puerto de Lampedusa de forma que los migrantes, que llevan 17 días a bordo, pudieran desembarcar. Indicó que su estado de salud físico y psicológico está en riesgo. “Si sucediera lo peor, Europa y Salvini serán responsables” dijo el grupo.

El capitán del buque, Marc Reig Creus, Open Arms también ofreció una solución alterna: transferir a las 107 personas a otro barco “adecuado” que pudiera llegar rápidamente al puerto español de Algeciras, donde España autorizó ayer que los migrantes desembarquen, dada la dramática situación de los pasajeros y la tripulación.

Open Arms les dijo a las autoridades italianas, incluyendo a fiscales, que los pasajeros del barco son presa de ataques de ansiedad y pánico. La situación a bordo es “absolutamente insostenible”, dijo la portavoz del grupo, Laura Lanuza.

Salvini no ha autorizado que el barco atraque porque alega que los buques de rescate de organismos de ayuda facilitan el contrabando de migrantes.