PRM rechaza presidente Medina encabece campaña del PLD

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo, 19 nov .- El Partido Revolucionario Moderno (PRM) condenó y rechazó «enfáticamente» hoy lo que consideró aprestos del presidente Danilo Medina para colocarse al frente de la campaña proselitista del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con miras a las elecciones municipales, congresuales y generales de 2020.

«La presencia del presidente de la República el pasado domingo 17 de noviembre del año en curso, en La Vega, encabezando el acto de proclamación y apertura de la campaña de los candidatos a alcaldes del PLD en los diferentes municipios de esa provincia, es una violación flagrante e inaceptable a la Ley Electoral», expuso en rueda de prensa una comisión del PRM encabezada por Tony Raful.

De acuerdo al PRM, la Ley Electoral 15-19 en su artículo 196, párrafo III establece que: «Los funcionarios públicos que administren recursos del Estado no podrán prevalerse de su cargo para desde el realizar campaña, ni proselitismo a favor de un partido o candidato».

Ve hay desacato a la Ley

La organización opositora afirmó que la participación del presidente y de los altos funcionarios de su Gabinete al frente de los comandos municipales de campaña constituye un «desacato» a las disposiciones de esta ley y una «profunda» provocación a la convivencia democrática del país.

«Exigimos al señor presidente de la República que ponga el ejemplo, junto a sus funcionarios, en el cumplimiento de la Ley. El ejercicio de la política en estos tiempos exige de transparencia y respeto a las reglas del juego», destacó el PRM en un documento.

El PRM anunció que acudirá a la Junta Central Electoral, a fin de que asuma sus responsabilidades en el cumplimiento de la Ley Electoral y disponga mediante resolución la prohibición de que el presidente y sus funcionarios se conviertan en activistas electorales ilegales a favor de los candidatos del PLD, en la presente campaña.

«La legitimidad de las elecciones venideras está en sus manos y para ello se necesita una JCE confiable, responsable e imparcial», puntualizó el principal partido opositor.EFE