Suprema frena al presidente de El Salvador al usar militares contra Congreso

La Corte Suprema de El Salvador ordenó ayer al presidente Nayib Bukele abstenerse de usar al Ejército en actividades que pongan en riesgo el sistema constitucional, luego que el mandatario irrumpiera el domingo en la sede del Parlamento con militares y policías con fusiles de asalto.
Según un comunicado del órgano Judicial, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema ordenó a Bukele que “se abstenga de hacer uso de la Fuerza Armada en actividades contrarias a fines constitucionales establecidos y poner en riesgo la forma de gobierno republicano, representativo y democrático”.
Los jueces constitucionales emitieron esta medida cautelar al admitir una demanda contra la convocatoria a una sesión extraordinaria hecha por Bukele a la Asamblea Legislativa, que desembocó en una intervención militar en el Congreso. El órgano judicial, que indicó que dicha demanda fue interpuesta por dos ciudadanos, también mandó al ministro de Defensa, René Merino, y al director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza, no obedecer ordenes distintas a las que “constitucionalmente y legalmente están obligados”. Esto supone un golpe contra Bukele, cuyos funcionarios han tratado de restarle importancia.