Lanzan bombas lacrimógenas en manifestación contra JCE

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com.)

JCE, Leonel, y Abinader condenan acción policial 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un militar lanzó bombas lacrimógenas la noche de este martes para tratar de dispersar a grupos sociales que exigían frente a la sede principal de la  Junta Central Electoral (JCE)  una explicación sobre los acontecimientos que causaron la suspensión de las elecciones municipales del pasado domingo 16 de febrero.

Tanto en Instagram como en Twitter se observa cuando los gases caen a los pies de varios de los manifestantes, quienes retroceden dentro de la Plaza de la Bandera, un amplísimo espacio situado frente a la sede de la JCE.  No ha habido reporte de heridos.

“Represión, represión” y “El pueblo unido, jamás será vencido”, gritaban muchas de las personas que protestaban, mientras levantaban sus puños o agitaban banderas dominicanas.

En un video difundido en Twitter por el director de cine José María Cabral se observa a los manifestantes replegarse mientras las bombas lacrimógenas caían cerca de ellos.  Imágenes similares fueron colgadas también en Twitter por la periodista Edith Febles.

Agentes de la Policía Nacional se encuentran en la parte frontal de la JCE, que este lunes dispuso celebrar las elecciones el 15 de marzo sin la utilización del sistema de voto automatizado.

Dos días en el lugar

Los manifestantes tienen dos días en el lugar y también demandan la renuncia del pleno del tribunal.

“Estamos aquí pidiendo responsabilidad y respuesta ante las tantas preguntas que hay”, explicó el cineasta Cabral al alertar sobre el incidente. Agregó que los gases sólo le provocaron ardor en los ojos.

Dijo no saber hasta qué hora estarán frente a la JCE, debido a que cada vez llegan más personas para unirse a la protestas.

Quiebre de la institucionalidad

El movimiento Marcha Verde dijo en rueda de prensa en el lugar que sin consecuencias no hay garantías para la credibilidad del nuevo certamen programado para el 15 de marzo y que lo ocurrido con las elecciones es producto del quiebre de la institucionalidad que sufre el país.

Entiende que la JCE no es confiable para realizar ese proceso, como ya este mismo movimiento lo alertó en octubre pasado. “El país ha gastado unos 15 mil millones de pesos en estas fraudulentas elecciones, sin contar lo que han gastado los partidos políticos, pagado con nuestros impuestos”, agrega.

Llamó al pueblo a movilizarse de manera pacífica para exigir la renuncia del pleno de la JCE, debido a que según indican, se demostró que no existía un control de calidad para ejecutar el proceso del voto electrónico.

JCE condena acción

Julio César Castaños Guzmán.

La JCE condenó la represión contra los manifestantes frente a la sede central de la institución, por entender que vulnera el derecho de dichos ciudadanos de manifestarse de forma pacífica y abierta.

El presidente del organismo, Julio César Castaños Guzmán, declaró: “Queremos elevar nuestra formal protesta ante el uso de bombas lacrimógenas en contra de manifestantes que estaban reunidos protestando pacíficamente en el frente de la JCE”.

Igualmente, llamó a las unidades de orden público que han actuado “a fin de que procedan con toda prudencia, manteniendo el orden mediante métodos preventivos que bajo ningún concepto pongan en peligro la salud de las personas que se manifiestan y que salvaguarden sus derechos fundamentales”.

Abinader y Leonel

Los candidatos a la Presidencia de la República Leonel Fernández y Luis Abinader condenaron este martes el hecho.

A través de su cuenta de Twitter Fernández expresó: “Condenamos de la forma más enérgica posible, la injustificable agresión contra ciudadanos que, ejerciendo su derecho constitucional de protesta pacífica, fueron reprimidos en la Plaza de la Bandera. Su causa es la nuestra, la de un país que exige garantías democráticas”.”

Asimismo, Abinader, escribió: “Condenamos y repudiamos el uso de bombas lacrimógenas para intimidar a los jóvenes que protestaban de manera pacífica frente a la Junta Central Electoral. ¡Inaceptable!”.