Matan a tiros hijo del narco El Chino mientras viajaba en una yeepeta

Por Redacción  (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo.-El vocero de la Policía Nacional, Frank Félix Durán Mejía, informó que el hijo de Pascual Cordero (El Chino), condenado por narcotráfico, resultó muerto luego de que recibiera varios impactos de bala mientras se desplazaba en una yipeta por la avenida 27 de Febrero la madrugada de este lunes.

Durán Mejía también añadió que la entidad hasta ahora maneja el caso como sicariato y trabajan para identificar a los responsables de ese hecho.

El hijo de El Chino iba acompañado de otra persona, de la cual se desconoce su estado de salud.

El vehículo fue una yipeta marca Lexus, color blanco, placa G368878, con daños en gran parte de su estructura.

YERRY PASCUAL IBA PARA DISCOTECA CUANDO FUE ACRIBILLADO

Yerry Pascual Cordero Sosa, hijo del narcotraficante Jesús Pascual Cordero “El Chino”, presuntamente estaba en una discoteca y se dirigía a otro centro de diversión en la avenida 27 de Febrero cuando fue acribillado dentro de una yipeta la madrugada de este lunes.

De acuerdo con la Policía Nacional, el joven de 27 años falleció en una clínica privada ubicada en el Distrito Nacional, donde fue llevado a recibir las atenciones médicas de lugar.

En el mismo centro de salud se encuentra recluido su acompañante Cadafi Esteban Lebrón, quien está en estado delicado.

El hecho se produjo alrededor de las 4:30 de la madrugada de este lunes 9 de marzo en la avenida 27 de Febrero, entre las avenidas Winston Churchill y Doctor Defillo, donde Cordero Sosa fue atacado por desconocidos que se desplazaban en una motocicleta.

La Policía Nacional maneja la hipótesis de que se trató de un caso de sicariato, razón por la cual personal de la Dirección Central de Investigación (DICRIM) realiza las pesquisas para dar con el paradero de los responsables.

El hombre ultimado viajaba en una jeepeta Toyota Lexus, blanca modelo 470, la cual presenta numerosos impactos de bala.

Pascual Cordero «El Chino» está cumpliendo una condena de cinco años de prisión por narcotráfico y lavado de activos.