España endurece medidas por coronavirus

España implementó normas más severas de confinamiento el lunes para sus 47 millones de habitantes luego de rebasar a China como el país con el tercer mayor número de contagios del nuevo coronavirus en todo el mundo, sólo detrás de Estados Unidos e Italia. Pero las nuevas medidas, que confundieron a muchos, fueron criticadas por líderes empresariales que consideran que el gobierno español está causando un daño irreparable a la economía y por partidos de la oposición que lo acusan de improvisar en su respuesta a la pandemia. De antemano superados por la demanda de servicio en al menos una tercera parte del país, los hospitales ahora lidian con el contagio de un gran número de trabajadores del sector salud que requieren cuarentena, al tiempo que la distribución de equipo protector sufre retrasos.
La decisión del gobierno español de imponer un cese de toda actividad económica no esencial por dos semanas a partir del lunes se tomó pese a que las autoridades afirmaron que las dos semanas previas de confinamiento empezaron a generar resultados con una desaceleración de la propagación del COVID-19. Miles de personas comenzaron a pedir el subsidio por desempleo.