China combate nuevo brote de coronavirus

Luego de que el coronavirus volvió a propagarse en China esta semana, el país respondió el miércoles cancelando vuelos y suspendiendo la reanudación de actividades, y describió la situación como “extremadamente grave”. China respondió el miércoles a un nuevo brote en Beijing con la cancelación de más del 60% de sus vuelos hacia la capital, la suspensión de clases y reforzando los requerimientos de distanciamiento social. Fue un marcado retroceso para la nación que en marzo había clamado victoria sobre el COVID-19.
“Esto realmente ha hecho sonar la alarma para nosotros”, dijo el secretario del Partido Comunista durante una reunión del Comité Permanente. Desde que emergió el virus en China a finales del año pasado y se propagó en todo el mundo, se han registrado más de 8.2 millones de casos y por lo menos 445,000 muertes, de acuerdo con un conteo de la Universidad Johns Hopkins.