Tribunal Supremo de EU falla a favor de «soñadores»

El Tribunal Supremo de EE.UU. concedió ayer, jueves, una victoria a casi 650,000 jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores” al mantener en pie el programa que desde hace ocho años les protege temporalmente de la deportación, en un enorme revés para el presidente estadounidense, Donald Trump.
El fallo del Supremo puso fin a un limbo de casi tres años para los inmigrantes que se benefician del programa DACA y enfureció a Trump, que reconoció el fracaso de su primer intento de derogar la medida y aseguró que empezará “de nuevo el proceso” para reemplazarla. Por 5 votos a favor y 4 en contra, el Supremo concluyó que Trump no siguió los mecanismos establecidos en la ley cuando interrumpió en 2017 el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA), creado en 2012 por el expresidente Barack Obama. “La decisión del DHS (siglas del Departamento de Seguridad Nacional) de acabar con DACA fue arbitraria y caprichosa”, escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, de tendencia conservadora, en un argumento al que se sumaron los cuatro jueces progresistas de la Corte.

La sentencia propinó un segundo revés a Trump en una semana, después de que el lunes el Supremo negara la razón a la Casa Blanca en un fallo que protege de la discriminación laboral a las lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales y queers (LGTBIQ).

Trump reacciona.- “Estas decisiones horribles y políticamente cargadas que salen del Tribunal Supremo son como ráfagas de escopeta en la cara de la gente que se enorgullece de llamarse republicanos o conservadores”, escribió Trump en Twitter. El mandatario pidió votar por él en noviembre para que pueda nominar a más jueces del Supremo si se retira o fallece alguno de los nueve magistrados con cargo vitalicio, y aseguró que lo que busca es “una solución legal, no política, en lo relativo a DACA».