A pesar de pandemia dominicanos acuden masivamente a votar

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

SANTO DOMINGO.-Aunque se desconoce el porcentaje de personas que acudió a votar en las elecciones de ayer, aparentemente su número superó las expectativas, por la cantidad de los que desde temprano estuvieron en las filas de los centros de votación para ejercer su derecho.

La pandemia no amedrentó a la población, que salió a votar usando mascarillas, pero sin guardar el distanciamiento entre personas, un llamado constante de las autoridades para evitar contagios de Covid-19 durante el proceso.

En los recintos se aplicaba desinfectante a los votantes.

La gente acudió a votar temprano en la mañana, por lo que en horas de la tarde los colegios electorales contaban con escasos votantes en filas, pero la gente permanecía en los alrededores de los recintos, lo que daba la impresión a quienes llegaban a sufragar de que sería difícil ejercer por el cúmulo de personas apostadas en las calles.

Muchos jóvenes y envejecientes lucían entusiasmados por ir a votar, bastante con discapacidad física y auditiva, los cuales eran asistidos por familiares y personal de la Junta Central Electoral.

En total, habían habilitados 16 mil 284 colegios electorales y más de 7.5 millones de ciudadanos hábiles para ejercer el voto en unas elecciones en las cuales se escogía a un presidente y la vicepresidente, 32 senadores y 190 diputados, de los que 178 por provincias, 5 nacionales, 7 en el exterior y 20 representantes al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Votaron temprano
Los candidatos también acudieron a las urnas temprano, rompiendo con la tradición de los procesos pasados, cuando algunos lo hacían en la tarde. Leonel Fernández, de la Fuerza del Pueblo, quien acostumbraba a votar tarde y hacía esperar hasta una hora después de la pautada, esta vez lo hizo a las 11:00 de la mañana, con apenas 15 minutos de retraso.

Luis Abinader, candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), votó alrededor de las 8:30 de la mañana, y había agendado para las 8:00 de la mañana, mientras que el candidato del partido oficialista, Gonzalo Castillo, llegó a su centro de votación a la hora pautada: 9:00 de la mañana.

Lo que no se cumplió
A pesar de que estaba prohibida la venta de bebidas alcohólicas en los alrededores de los centros de votación, en los barrios de Santo Domingo había cientos de personas consumiendo alcohol próximo a los recintos, además de colmados y drinks despachando como si fuera un día normal.

Además, hubo denuncias de compra de cédulas, personas haciendo proselitismo y otros repartiendo dinero cerca de los colegios electorales para que votaran por sus candidatos.
Los dirigentes y militantes de los principales partidos denunciaron esas irregularidades por ambas partes.

A pesar de esa práctica recurrente, Participación Ciudadana afirmó que la compra de cédulas se redujo a la mitad en la recién pasadas elecciones, que debieron realizarse el pasado 17 de mayo, pero por la pandemia del nuevo coronavirus tuvieron que ser reprogramadas para el cinco de julio.

En sentido general, las elecciones transcurrieron con normalidad en todo el territorio nacional y el exterior, y se espera el próximo 16 de agosto, cuando serán juramentadas las nuevas autoridades que tendrán el control de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

La Junta Central Electoral dotó de gel desinfectante al personal que trabajaba en los colegios, para limpiar las manos de los votantes y los marcadores cada vez que alguien los utilizara.
Fuera de los recintos algunas personas entregaban mascarillas a quienes las necesitaban, aunque nadie acudió a votar si ella.

Tanto los candidatos como los alcaldes y demás funcionarios coincidieron en el llamado a la población para que mantuviera el distanciamiento durante el proceso.

Proceso

Algunos inconvenientes en la votación
—1— Extravío
Algunos ciudadanos, como Giovanni Abreu Ferreira, no pudieron votar porque aparecían como votantes en otros países.
—2— Activistas
Participación Ciudadana cuestionó el desempeño de la Policía Electoral en recintos electorales diciendo que hicieron caso omiso a la presencia de activistas políticos en recintos.

Un delegado del PRM fue muerto a tiros

Hasta ahora el peor incidente reportado en el proceso ocurrió en el Politécnico Nuestra señora del Carmen, del barrio Simón Bolívar, en la capital, donde desconocidos mataron a un delegado del Partido Revolucionario Moderno que se encontraba sentado frente al centro de votación.

El fallecido es Julio Pérez, de unos 50 años, quien murió al instante, y que según familiares y conocidos no tenía problemas con nadie y era un hombre trabajador que sólo hacía el bien a las personas del sector.

Además de Julio Pérez, resultaron heridas otras dos personas, las cuales fueron trasladadas al hospital Francisco Moscoso Puello, entre los que hay una mujer supuestamente embarazada, y de quien se decía ayer que había fallecido.

El proceso de votación se desarrolló desde las 7:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde en todo el país, pero hubo un inconveniente con unos mil colegios electorales que iniciaron más tarde, tanto en el territorio nacional como en el exterior, informó la Junta Central Electoral.

La misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) confirmó en la mañana que había recibido denuncias de irregularidades en el proceso.