Presidente SCJ pide abandonar «“prácticas decimonónicas” en la justicia

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo.-Para el presidente del Consejo del Poder Judicial es urgente evaluar el modo en que trabajan los tribunales del país, y además, es necesario abandonar “prácticas decimonónicas”.
La consideración del magistrado Luis Henry Molina se da en medio de los reclamos que desde hace tiempo realizan diversas organizaciones de juristas para que se reabran inmediatamente los tribunales de manera presencial.

Sin embargo, se mantiene en pie la decisión que de que se reabran las sedes judiciales el 29 de julio y no ahora como han exigido los abogados.

Molina adelantó que la apertura será con cautela y solo en las sedes judiciales que lo permitan, es decir, explicó que hay espacios que por su condición no podrán operar para garantizar la no propagación de la COVID-19.

Procesos de mejora

Para Molina, el Derecho y la Justicia requieren actualizarse y “la costumbre no puede llevarnos a retardar procesos de mejora e intentar impedir el tiempo”.

“Una realidad que no responde únicamente a la situación local. Es urgente evaluar el modo en que se ejerce en los tribunales y abandonar prácticas decimonónicas”, manifestó el también presidente de la Suprema Corte de Justicia en su artículo “Voluntad, capacitación y esfuerzo”, publicado el fin de semana en su blog personal.

Indicó que cuando se realice la reapertura presencial, la opción de la virtualidad seguirá disponible para quienes la requieran. “Su modelo ha sido el fruto de un proceso planificado y socializado a lo interno y externo del Poder Judicial. Ofrece ventajas incuestionables para los usuarios y usuarias del sistema”, dijo.

Luis Henry Molina manifestó que el uso de los recursos tecnologías podría impactar en la probidad, la calidad y la rapidez de los procesos judiciales, pero que para esto se necesita sobre todo voluntad y compromiso.

Indicó que el Derecho tiene poco sentido fuera de su conexión con la sociedad. “Nuestro trabajo verá mayor impacto si nos comprendemos y comprometemos, cada una y cada uno, a ser vasos comunicantes, si asumimos el rol de catalizadores de la transformación que estamos produciendo. Agilizar y dar mayor efectividad es un paso requerido para la optimización del servicio”, expresó.

“Cambiar de paradigma en medio de una pandemia es difícil. Sin embargo, es precisamente este el momento en que más necesitan los ciudadanos y ciudadanas de un sistema de justicia íntegro y administrable. Lo merecen”, dijo.