DGII tiene listo moderno sistema para enfrentar bebidas ilícitas

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo.-La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) tiene listo un moderno sistema para enfrentar el comercio ilícito de bebidas alcohólicas y cigarrillos, que además de sangrar los ingresos fiscales es un preocupante problema de salud pública, ya que solo en el segundo trimestre de este año el consumo de bebidas de producción no controlada provocó 215 muertes.

Un reciente estudio publicado por la firma Euromonitor encontró que la República Dominicana encabeza la lista de países afectados por el mercado del alcohol ilícito en América Latina, con un 30% de penetración. Este problema ocupa con frecuencia la atención de los medios de comunicación y motivó a las pasadas autoridades de la DGII a buscar el apoyo de los mecanismos modernos de control para enfrentar este tipo de ilícitos.

El problema afecta las arcas públicas y, en ese sentido, Euromonitor estima que el Estado deja de recaudar actualmente 262 millones por el contrabando, adulteración y fabricación de alcohol clandestino, aunque los cálculos de las autoridades superan esa cifra y se desconoce el verdadero costo en el ámbito de la salud pública, por el subregistro de muertes por ingesta de estos líquidos de fabricación casera.

La nueva estrategia gubernamental para enfrentar esta problemática se puso en marcha el año pasado y la encabeza la DGII, acompañada por la Dirección General de Aduanas y el Ministerio de Hacienda.

Su eje principal es la instalación de un moderno sistema de trazabilidad fiscal y marcación para las bebidas alcohólicas de alta graduación, la cerveza, el vino y los cigarrillos.

El sistema escogido marca el producto desde la línea de producción o en las aduanas en el caso de los productos importados y permitirá una fiscalización más rigurosa y eficiente de cada unidad que sale al mercado y esto facilitará identificar aquellos productos de origen clandestino y eficientizar el combate contra estos ilícitos.

Listo para iniciar. Tráfico, como se ha denominado el proyecto, tiene como meta marcar más de 878 millones de productos anualmente, a través de 42 líneas de producción de 27 productores nacionales y la mercancía que ingresa al país de 200 empresas importadoras.

El nuevo sistema fue presentado al país por la DGII el año pasado y está diseñado para eliminar gradualmente la evasión, a la vez que crea una barrera al contrabando muy difícil de superar, pues a partir de su puesta en funcionamiento cada botella de bebida alcohólica y cada caja de cigarrillos saldrá al mercado con una identificación particular que queda registrada en la base de datos de un sofisticado centro de control de la DGII.

Las explicaciones ofrecidas indican que el consumidor jugará un papel muy importante en esta lucha, ya que podrá instalar una APP en su teléfono con la que puede verificar si la botella de alcohol, cerveza y vino o la cajetilla de cigarrillos que está comprando tienen un origen legítimo. La aplicación también permitirá al usuario reportar al instante las irregularidades que encuentre, que quedan registradas en el centro de control del programa.

Fuentes de la DGII y la Dirección General de Aduanas consultadas explicaron que el sistema está en su fase final de desarrollo, se ha diseñado el sello de marcación con sofisticados medios de seguridad, se han instalado y probado las líneas de marcación en las principales fábricas de producción de alcohol locales y queda pendiente ajustar algunos detalles para su aplicación a las importaciones con la Dirección General de Aduanas. También está lista para ser publicada la norma que emitirá la DGII para poner en vigencia este nuevo mecanismo de control y seguridad fiscal.

Más ingresos sin crear impuestos. Un estudio realizado por la DGII, la DGA, el Ministerio de Economía y otras instituciones estimó que la evasión fiscal en el segmento de las bebidas alcohólicas y cigarrillos llega al 40.23%.

Cada punto porcentual de evasión equivale a 11 millones de dólares dejados de recaudar anualmente.

Con este sistema se estima para el primer año un aumento en la recaudación de US$132 millones y se espera un incremento gradual que llegue a US$440 millones, una suma importante en un momento que demanda mayores ingresos, pero sin que se pueda hablar de nuevos impuestos.

SICPA, la empresa multinacional suiza que desarrolla el sistema en el país, fue seleccionada en una licitación supervisada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Tiene presencia en más de 180 países con servicios de trazabilidad, eficiencia y seguridad fiscal; además, porque provee tintas y otros mecanismos de seguridad para billetes de banco a la mayoría de países, incluyendo el Dólar Norteamericano, el Euro, el Yuan Chino y el Peso Dominicano.

SICPA ofrece los servicios de marcaje de alcohol, bebidas espirituosas, cerveza y cigarrillos en países como Ecuador, Kenia, Uganda Tanzania, Malasia y Marruecos. En el caso de Estados Unidos, Brasil, Chile y Canadá ha instalado sistemas de marcaje de cigarrillos y en Turquía, Albania y Georgia también identifica las cervezas. Sus sistemas de eficiencia fiscal incluyen, entre otros rubros, fertilizantes, productos agrícolas y medicamentos.