PLD condena allanamiento en oficina de Abel Martínez

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo.-El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) condenó hoy el «atropello» cometido contra el alcalde de Santiago Abel Martínez, a quien por un supuesto error se le practicó esta mañana un allanamiento a la vivienda en la que, en los últimos quince años, funciona su oficina para los trabajos políticos en esa demarcación.

Temístocles Montás, presidente interino del PLD, condenó la acción, recriminando la actitud que el propio Martínez, quien además es miembro del Comité Político, calificó de “atropello y abuso sin límites”.

Montás manifestó que esa actuación en la que participaron miembros de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), «pareció más un acto de vandalismo que un procedimiento judicial».

“Es incalificable que las propias autoridades violenten sus reglamentos y los derechos de ciudadanos que siempre han procedido de manera correcta y conforme a las leyes para no violar ninguna norma ni dañar a ningún ciudadano, como es el caso del Alcalde Abel Martínez”, precisó.

Exhortó a las autoridades del Ministerio Público y de la DNCD a que se pronuncien esclareciendo lo antes posible el hecho que calificó de bochornoso, «para que despejen las dudas creadas en la opinión pública y la población».

“El PLD condena este hecho que ha creado confusión sobre la persona de uno de nuestros dirigentes más comprometidos con la sociedad dominicana. Lo ocurrido en la oficina del alcalde Abel Martínez, parece más bien una trama que procura en vano, desacreditar a nuestros dirigentes”, reiteró.

Reinaldo Pared Pérez, secretario general del PLD, desde su residencia en donde guarda reposo, se manifestó indignado por el atropello y se solidazó con Martínez. «Desde mi hogar en mi etapa de convalecencia y recuperación, mi más completo respaldo y solidaridad, con el hermano, amigo y compañero Abel Martínez, Un fuerte abrazo” escribió.

Mientras que Melanio Paredes, miembro del Comité Político, también condenó la acción ocurrida en la oficina del alcalde y presentó dicha práctica como «un ejemplo del asedio de que es víctima el Partido de la Liberación Dominicana».

Ramón Ventura Camejo, miembro del Comité Político, quien reside en Santiago, calificó la acción como un abuso de poder : “Es un abuso de poder que se ha cometido en contra del compañero Abel”, escribió el ex ministro de Administración Pública.