Jean Alain: «No ha sido fácil, 15 días durmiendo en el piso”

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

SANTO DOMINGO.– El exprocurador Jean Alain Rodríguez, implicado en el entramado de corrupción denominado operación Medusa, dijo que tiene 15 días durmiendo en el suelo y sin un lavamanos.

El exfuncionario indicó que lo juzgan por un error que bastante caro ha pagado, en referencia al impasse con la procuradora Miriam Germán en el Consejo Nacional de la Magistratura. 

Rodríguez señaló que la acusación establecida en la solicitud de medida de coerción es una narrativa sin prueba, ni video para sustentarla.

Durante las declaraciones del exprocurador, la magistrada Yeni Berenice Reynoso lo interrumpió cuatro veces, alegando que no podía tocar puntos de la solicitud de medida de coerción, como se había acordado.

En ese tenor, la jueza de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, Kenya Romero explicó al Ministerio Público que el imputado no está tocando señalamientos de la solicitud y que hay que dejarlo que haga uso de la palabra, ya que es su derecho.

Rodríguez siguió con su declaración, y manifestó que ese documento está sustentado en narrativa que alguien dijo, que alega, sin pruebas. Sin embargo, «me califican como un monstruo en la acusación de la solicitud de medida de coerción».

También resaltó que ha sido calificado como un delincuente, corrupto, desfalcador y estafador por el Ministerio Público. «Escuchamos historias que son falsas y pedimos respecto», dijo tras señalar que todo lo que ha adquirido ha sido con mucho sacrificio vivido.

El exprocurador acusó al Ministerio Público de falsificar su letra y firma. En ese instante, la directora de Persecución Yeni Berenice Reynoso lo interrumpió y le preguntó enérgicamente: ¿»esa no es su firma, esa no es su firma?», a lo que Rodríguez solo se limitaba a decir: «magistrada déjeme hablar, magistrada déjeme hablar».

Jean Alain agregó que «para atacar la criminalidad junto a otra autoridades crearon una dirección de estadística para conocer los lugares vulnerables, una dirección de prevención, una dirección para ejecutar los planes de prevención y realizar charlas a través de las fiscalías a personas, entre ellas con preferencias política».

Explicó que ante de firmar un contrato de compras y contrataciones, pasaba por varios controles, luego llegaba al despacho y lo firmaba.

«Esos documentos no lo chequeaba porque ya habían pasado por los controles. Con relación a los dron o anti dron, se adquirieron mediante un proceso de compras porque los narcos también usaban otros para estar alerta cuando la DNCD realizaba un operativo, también lo utilizan para matar y espionaje. Y como esa situación estaba ocasionando problemas, fueron adquiridos», dijo.