Presidente Abinader justifica compra adicionales de vacunas contra COVID-19

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo. –  El presidente Luis Abinader defendió la cantidad de vacunas que compró el gobierno para combatir el COVID-19 como forma de asegurar la salud y la vida de los dominicanos, en un proceso de incumplimiento de compañías contratadas y la advertencia de una enfermedad que perdurará por mucho tiempo.

“Las vacunas Sinovac, AstraZeneca y Pfizer todas han sido compradas. Nosotros teníamos que asegurarnos en un momento en que hicimos un contrato con la AstraZeneca, pero nos quedó mal. Debió empezar a llegar una primera partida en enero y no llegó”, puntualizó.

Informó el jefe de Estado que el sistema Covax de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) colapsó y que AstraZeneca, la cual debió empezar a llegar en marzo, llegó en junio, por lo que hubo la necesidad de sobrecontratar como lo hicieron todos los países. Puso como ejemplo que Estados Unidos contrató en vacunas el equivalente a cinco veces su población, Canadá también, Inglaterra unas seis veces e Israel unas diez veces.

El presidente Abinader fue entrevistado en el programa Matinal 5, transmitido por una cadena de estaciones de televisión y radio del Grupo Telemicro.

Adelantó que se ha demostrado que habrá que vivir con el Covid, porque, aunque va a disminuir, no va a desaparecer.

En cuanto a la disposición de aplicar la tercera dosis, que fue criticada, Abinader expresó que se está haciendo prácticamente universal y los resultados de esa vacuna en términos de inmunidad, conforme a los primeros estudios realizados, son sumamente positivos. Los mismos revelan cero niveles de hospitalización en las personas que tienen una tercera dosis.

“Entonces tenemos que tener reservas de vacunas porque esto va a ser un tema constante, el cual vamos a atender siempre”, enfatizó.

Informó que ya hay aproximadamente 640 mil personas con una tercera dosis y animó a que sigan aplicándosela porque aumenta mucho la inmunidad. Recordó que, constitucionalmente, el Gobierno no puede obligar a una persona a vacunarse.

“Nosotros tenemos que convencer a la gente por varias vías para esa vacunación. El Distrito Nacional tiene aproximadamente 87% de la segunda dosis; sin embargo, durante los días de semana seguimos vacunando a un promedio de 40 mil personas entre la primera, la segunda y la tercera dosis”, refirió.

En un momento, expresó, hubo 1,800 centros de vacunación, sumando lugares públicos, empresas privadas y colegios.

Entre los primeros en el mundo

Sobre el proceso de vacunación, el presidente Abinader afirmó que la República Dominicana ha avanzado más que la mayoría de los países del mundo.

“Los últimos datos que vi, en una primera vacuna estamos un poco por encima del 66 o 67% y en una segunda vacuna un 10% menos aproximadamente”, manifestó.

Informó que van a aprovechar ahora el inicio del año escolar presencial para vacunar a los niños mayores de 12 años y también a los padres y a los maestros con la tercera.

“O sea, vamos a aprovechar lo que podría ser un reto en términos de contagio, para que sea una oportunidad de poder llevar la vacunación a todos los rincones del país, porque la escuela está en todas partes”, subrayó el presidente.