Moscú acusa a Ucrania de impedir evacuaciones de civiles hacia Rusia

El Ministerio de Defensa ruso acusó hoy a las fuerzas ucranianas de impedir la apertura de diez corredores humanitarios propuestos por Rusia y dijo que en algunas ciudades de Ucrania la situación humanitaria es ya catastrófica.

“Mientras las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa observan plenamente un alto el fuego temporal, (para la evacuación de civiles) la parte ucraniana continúa violando cínicamente los acuerdos alcanzados sobre la apertura de corredores humanitarios hacia Rusia”, dijo hoy el jefe del Centro de Control de la Defensa Nacional de Rusia, Mijail Mizintsev.

“La información al respecto simplemente no circuló entre la población de las ciudades de Kiev, Chernihiv , Járkov, Sumy y Mariúpol. Kiev se niega a confirmar corredores humanitarios para la evacuación de ciudadanos ucranianos a Rusia”, dijo Mizintsev, en rueda de prensa, según las agencias rusas.

Detalles

Declaró que en algunas ciudades de Ucrania la situación humanitaria ha alcanzado proporciones catastróficas, especialmente en la ciudad portuaria de Mariúpol, donde -dijo- “cientos de miles de personas, incluidos extranjeros, están bloqueados allí a la fuerza».

El responsable militar dijo que Rusia evacuó el último día de forma independiente a unas 10.000 personas desde las separatistas regiones de Dontesk y Lugansk.

Y acusó a fuerzas ucranianas “neonazis” de haber detenido a 450 civiles que intentaban salir de la región de Sumy hacia el norte a través de la ciudad de Sudzha hacia la región rusa de Kursk.

“Se incautaron automóviles privados y los civiles simplemente fueron enviados de regreso en la dirección opuesta”, dijo Mizintsev.

Rusia amplía su ofensiva y ataca pistas aéreas de Ucrania

Rusia amplió su ofensiva en Ucrania el viernes, atacando pistas aéreas en el occidente y una importante ciudad industrial en el oriente, mientras la enorme caravana que había estado parada durante una semana en las afueras de Kiev volvió a ponerse en marcha, extendiéndose cerca de la capital.

Analistas militares estaban divididos sobre si la maniobra de la caravana rusa representaba el inicio inminente de un asedio a Kiev o si únicamente se trataba de una acción de los soldados para dispersarse hacia sitos más protegidos.

Compartir