Gobierno ha invertido US$125 millones en la presa de Monte Grande

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo.- Olmedo Caba Romano, director ejecutivo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), destacó que en los 18 meses de gestión presidencial de Luis Abinader se han invertido alrededor de US$125 millones en el Proyecto Múltiple Presa de Montegrande que se construye en la zona limítrofe de las provincias Azua y Barahona, con el objetivo de completar esta magna obra sin que sea necesario mutilar ningún aspecto de la misma por insuficiencia de recursos.

Hemos hecho una inversión de aproximadamente US$125 millones de dólares, estamos hablando de más de RD$7 mil millones de pesos, que el presidente Luis Abinader ha gestionado para ser inyectado a este proyecto”, dijo Caba Romano durante una entrevista televisada.

El funcionario destacó que el ritmo actual de trabajo dispone que la primera etapa de la obra, correspondiente a la cortina de la presa, sea entregada a final de año, como lo anunció el presidente el pasado mes de diciembre tras una visita de inspección al proyecto. Manifestó que dentro de las funcionalidades de este primer componente a inaugurar está la mitigación de inundaciones.

 

Caba Romano destacó los esfuerzos del gobierno para articular una política pública integral del manejo de los recursos hídricos a través del Gabinete del Agua, conformado por la actual gestión gubernamental y el cual es encabezado por el mismo presidente Luis Abinader, responsable además de la elaboración del Pacto Nacional por el Agua (2021-2036), donde el INDRHI ha participado como moderador en las consultas a nivel nacional con los diferentes actores que integran la Mesa Temática del Agua en el Consejo Económico y Social (CES).

Por otro lado, el funcionario expresó que posee plena confianza en las medidas aplicadas desde el Estado para mitigar y dar apoyo a la población vulnerable, debido a que el presidente Abinader asumió la conducción del país en una crisis económica derivada de la crisis sanitaria global por la COVID-19.

Compartir