La SIP condena atropellos a libertades en Nicaragua

Miami.-Familiares de periodistas perseguidos o encarcelados en Nicaragua alzaron su voz ayer para denunciar que el régimen de Daniel Ortega, devenido en “dictadura”, “ha logrado barrer todos los derechos humanos” y demoler las estructuras de la sociedad civil por medio de la “represión, la cárcel y la muerte”.

Los contundentes testimonios de varios familiares se escucharon durante la reunión semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que comenzó ayer de forma virtual y analizará hasta mañana el panorama de la libertad de prensa en América Latina, donde se vive una “agudización de la violencia” contra periodistas y medios.

“En Nicaragua todos estamos presos y bajo los abusos de una dictadura” que “fabrica juicios ilegales sin fundamento” contra periodistas y ordena “confiscaciones ilegales” de medios, dijo Renata Holmann, hija de Juan Lorenzo Holmann Chamorro, gerente general del diario La Prensa y preso desde agosto de 2021.

Los juicios
Renata se mostró visiblemente afectada al relatar los padecimientos de su padre, “aislado e incomunicado” en una celda “sellada” de 2×2 metros, tras ser condenado a nueve años de cárcel por supuesto lavado de dinero, y se refirió a la “confiscación inconstitucional y ocupación” por la Policía de las instalaciones del diario.

Se trata de un “acto cobarde de venganza de la dictadura de Ortega-Murillo” para “aplastar los derechos” en el país, afirmó Holmann, quien pidió “redoblar la presión nacional e internacional» e “investigar los asesinatos, torturas y detenciones ilegales” del régimen.

Otros testimonios
En este segmento testimonial se escucharon también las voces de Cristopher Mendoza Jirón, sobrino del periodista deportivo preso Miguel Mendoza; la periodista exiliada Lourdes Arróliga, de la Fundación Violeta Chamorro, y la costarricense-nicaragüense Lucía Pineda, jefa de prensa del canal 100 % Noticias.

Para Pineda, Nicaragua atraviesa una “situación de extrema gravedad” por la represión gubernamental, con un “ataque a los medios de comunicación brutal, inmisericorde” que solo deja al periodista el camino del “exilio, la cárcel o incluso la muerte”.

Pineda, arrestada y puesta en libertad en 2019, recordó que desde los disturbios de 2018, cuando buena parte del país se echó a las calles en protesta, “han pasado 4 años de represión, cárcel y muerte”.

Director de la SIP
Por su parte, Ricardo Trotti, director ejecutivo de la SIP, avanzó que esta organización, ante la “persecución sistemática del periodismo, la opresión y censura” en el país centroamericano ha elaborado un plan de acción para “restaurar la libertades de prensa y expresión” y el “restablecimiento de la democracia».

El plan de acción, firmado por una treintena de organizaciones hemisféricas, recoge diez puntos que permiten a los nicaragüenses “vivir nuevamente en libertad, democracia y con las garantías de un estado de derecho”.

Los casos de Haití

—1— Asesinatos
La SIP afirmó ayer que los asesinatos y otros crímenes contra periodistas en Haití hacen que el país continúe como el más “inseguro, peligroso y frágil” para el ejercicio de la libertad de prensa en el continente.
—2— Periodistas
La entidad recordó la muerte de tres periodistas, el secuestro de otro y los atropellos.

Compartir