Procuradora asegura que percibe “un cierto patrón de conducta” en muertes en cuarteles

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

SANTO DOMINGO.-La procuradora general, Miriam Germán Brito, afirmó ayer que percibe “un cierto patrón de conducta” en los sucesos en que ciudadanos han muerto después de estar detenidos en destacamentos policiales, por lo que ordenó a la Dirección General de Persecución fortalecer las investigaciones de estos casos.

Durante una reunión de trabajo con la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso, la magistrada Germán Brito planteó que, si alguno de los casos lo requiere, fortalecerán los equipos de fiscales que investigan cada hecho en la jurisdicción correspondiente.

Reiteró que no se puede permitir una conducta como la que se refleja en estos casos vinculados con brutalidad policial.

“Como a todos en nuestra sociedad, esta situación nos genera un gran dolor, porque se trata de hechos que causan indignación, dolor y vergüenza”, explicó Germán Brito tras sostener una reunión con Reynoso.

“Entendemos perfectamente la indignación de la sociedad. Estamos a la espera de los resultados de investigaciones que están en curso en las distintas jurisdicciones del país. Hemos instruido a la Dirección General de Persecución del Ministerio Público para que fortalezca las investigaciones de estos casos en los cuales se avizora un cierto patrón de conducta que no podemos permitir”.

Con la muerte el pasado domingo de David de los Santos, suman tres los jóvenes que mueren luego de estar detenidos en un destacamento policial, hechos que son atribuidos por sus familiares a golpizas propinadas por agentes en servicio.

El Ministerio Público y Asuntos Internos de la Policía Nacional tienen abiertas las investigaciones para determinar las circunstancias en que se produjeron las muertes de Richard Báez, un peluquero de Santiago que falleció en un destacamento de esa ciudad luego de ser detenido. Igual ocurrió con José Gregorio Custodio, en San José de Ocoa, y ahora David de los Santos, en el destacamento de Naco en Santo Domingo.

Los tres casos tienen en común que llegaron a los destacamentos sin traumas o lesiones y al momento de morir mostraban golpes que le causaron la muerte, según los certificados legistas.

De igual manera, coinciden en que la versión inicial dada por los policías no se correspondió con la realidad comprobada posteriormente.

Las evaluaciones médicas practicadas a las víctimas han arrojado que las muertes fueron provocadas por golpes contundentes recibidos.

El propio presidente Abinader se pronunció garantizando que no habrá impunidad.

Compartir