Condenan a tres años y cinco meses de prisión a Raphy Pina

FUENTE:  martes, 24 de mayo de 2022 – 11:22 a.m.

El productor y promotor musical, Raphy Pina Nieves, dos veces convicto federal, fue sentenciado, este martes, a tres años y cinco meses de prisión por la posesión ilegal de armas de fuego, que mantenía en una propiedad suya en Caguas.

La condena fue dictada por el juez federal Francisco Besosa en una vista que había sido cambiada de fecha en cinco ocasiones, entre ellas, para que el también dueño del sello discográfico Pina Records asistiera a la graduación de su hijo menor.

Pina Nieves debe pagar una sanción de $150,000 y está sujeto a una probatoria de 3 años tras cumplir su tiempo en prisión.

El productor acudió a la sala del juez Besosa acompañado de su pareja, la cantante Natalia Gutiérrez, mejor conocida como Natti Natasha, y los tres hijos mayores del productor: Mía, Rafael y Antonio. Al tribunal también llegaron otros 23 familiares y allegados, entre ellos el artista urbano y socio de Pina Nieves, Daddy Yankee.

“Hoy enfrento la situación más difícil que pueda enfrentar un ser humano: perder la libertad”, expresó Pina frente al juez Besosa minutos antes de conocer su condena. El productor pidió al magistrado que le permita volver a su casa para “ver caminar” a su hija.

El productor evitó entrar en los detalles del caso debido al proceso de apelación, pero en su mensaje, en el tribunal, recordó cómo un caso previo por fraude bancario le afectó, al punto de que le demoró ocho años recobrar su reputación. “Empañé el legado de mi padre”, reconoció Pina, llorando ante el juez.

Besosa tuvo ante su consideración un informe presentencia de la Oficina de Probatoria de Estados Unidos que incluyó un cálculo de 33 a 41 meses de prisión. Mientras, los fiscales presentaron argumentos para “recomendar una sentencia dentro de la variante del rango de sentencia de 46 a 50 meses de prisión”.

El juez permitirá que Pina se entregue voluntariamente hoy antes de las 3:00 p.m. a los alguaciles, mientras denegó el pedido para que Pina esté libre bajo fianza durante el proceso de apelación de su convicción.

Sin embargo, los abogados de Pina Nieves sometieron el pasado jueves un memorial de sentencia en la que solicitaron una condena de libertad condicional por entender que su cliente “tiene mucho que ofrecer a Puerto Rico durante estos tiempos difíciles”, tanto como padre, empresario y “filántropo”.

La vista inició oficialmente a las 9:55 a.m. El juez Besosa llamó a Pina y su abogada, María Domínguez, a decir unas breves palabras antes de ser sentenciado. Domínguez pidió a todos los que le acompañan que se pusieran de pie, incluida la prometida del productor, Natti Natasha.

La abogada de defensa expuso que el historial criminal de Pina no guarda relación con el caso y que no hacía falta que se le sentenciara en exceso a lo que establecen las guías. Recordó, además, que la evidencia no encontró que estaba en posesión física de las armas.

En ese sentido, argumentó que los cargos por los que se halló culpable su cliente no representan un peligro para la comunidad, por lo que recalcó la recomendación de la defensa de no ingresar a Pina Nieves en prisión, sino que se le impusiera una probatoria o que cumpliera con un arresto domiciliario.

Mientras, Besosa permitió hablar en sala a Susana Pina Gómez, tía del convicto productor.

“Raphy no es un peligro para nuestra sociedad, no es un criminal ni un narcotraficante, mucho menos un evasor contributivo como se ha querido hacer ver”, expuso su tía ante el juez federal.

“Quiero finalizar con la petición a usted juez, que me han hecho sus hijos, Mía, Alberto y Antonio… Le piden que permita la oportunidad de seguir compartiendo con su padre que tanta falta les hace y poder pasar un feliz Día de los padres”, añadió.

Por su parte, el fiscal José Ruiz recordó que para el concierto de Daddy Yankee, en 2019, hubo un tiroteo al igual que a la oficina de Pina. “Le han dicho que es un simple productor, pero obviamente alguien estaba enviando un mensaje… no creo que las balas al Choliseo (Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot) eran parte del espectáculo”, señaló, al tiempo que recordó que encontraron 526 balas de diez distintos calibres en la residencia propiedad del manejador de artistas.

“Las guías son inadecuadas para reflejar la seriedad del delito”, recalcó el fiscal, quien agregó que el convicto no ha mostrado arrepentimiento, algo que, a su juicio, se debe tomar en consideración para la sentencia.

Previo a dictar la sentencia, el juez Besosa reconoció que las guías de sentencia no toman en consideración la cantidad de municiones, según ha reconocido el Primer Circuito de Boston y según ha expuesto fiscalía federal. Esto “aumenta la letalidad de las armas de fuego”, leyó en sala, al destacar que las armas fueron adquiridas en el mercado ilegal, años después de su convicción previa por fraude bancario (2016) y después de jurar que no volvería a cometer actos ilegales.

Señaló, además, que también consideró la violencia por armas de fuego que afecta a Puerto Rico a la hora de establecer la sentencia, como disuasivo.

A su llegada al tribunal y a preguntas de los medios, Pina se expresó tranquilo, aunque aceptó que el proceso ha sido “difícil”.

“Me tengo que enfrentar a la justicia con la frente en alto y positivo… En su momento, entenderán todo ya que todo lo tengo documentado”, sostuvo al añadir que intenta mantenerse fuerte por su familia. Agradeció, nuevamente a su amigo y “escudo de su familia”, Daddy Yankee.

“Qué mejor que tener el apoyo de una persona tan disciplinada y respetada que el pueblo la ama desde que empezó este género”, añadió sobre el exponente urbano.

Minutos antes, Yankee expresó su apoyo a su amigo y se escuchó esperanzado de que celebrarían las fiestas de fin de año en la casa del productor. Mientras, Mireddys González, esposa del reguetonero, llegó minutos antes. “Estoy aquí en apoyo a la familia Pina Gutiérrez. Mantengo lo que he dicho antes: Pina es un gran padre, un hombre de familia y un buen amigo”, sostuvo.

Compartir