Presidente Abinader al asesino de Orlando: “En mi caso, espero que Dios lo perdone”

Por Ricardo Curiel (curielmiguel479@gmail.com)

Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader afirmó este miércoles que a pesar de que la familia Villaguez perdonó al asesino, en su caso,  espera «que Dios lo perdone».

El mandatario habló en esos términos al intervenir en la misa de cuerpo presente del ministro Orlando Jorge Mera, realizada en la capilla del Palacio Nacional.

Con rostro visiblemente compungido,  manifestó que se le hacia difícil pronunciar las palabras debido al amor y aprecio que siente por el Ministro y por las circunstancia en que falleció.

“Estos son momentos muy tristes para nosotros. Son muy triste por el amigo», …. Siempre con sonrisa en momentos difíciles.

Al referirse al asesinato de Orlando Jorge Mera, dijo que  ser funcionario público, no es un premio, sino más bien un gran compromiso que conlleva retos y peligros.

«Solo la pasión de servir con justicia y romper con viejos esquemas es lo que nos lleva a resistir y continuar administrando como el pueblo requiere y las circunstancias nos obligan».

» Es inevitable, a la tristeza, las lágrimas en público y en solicitaría. Debernos de buscar la fortaleza para continuar, lo que él hubiese querido»

Manifestó además , que  se le hace difícil pronunciar las palabras debido al amor y aprecio que siente por el Ministro y por las circunstancia en que falleció .

«Estos son momentos muy tristes para nosotros. Son muy triste por el amigo», …. Siempre con sonrisa en momentos difíciles.

Asimismo dijo que ser funcionario público, no es un premio, sino más bien un gran compromiso que conlleva retos y peligros.

«Solo la pasión de servir con justicia y romper con viejos esquemas es lo que nos lleva a resistir y continuar administrando como el pueblo requiere y las circunstancias nos obligan».

Abinader no escondió su sentir por la muerte trágica del ministro afirmando: » Es inevitable, a la tristeza, las lágrimas en público y en solicitaría. Debernos de buscar la fortaleza para continuar, lo que él hubiese querido»

 

Compartir