Colombia busca a 9 mujeres que fueron llevadas por red de trata a México

Las autoridades colombianas trabajan para que las mexicanas consigan dar con el paradero de nueve mujeres que fueron llevadas por una red de trata de personas presuntamente relacionada con una banda narcotraficante a Villa Hermosa, en el sureste de México, y que se encuentran desaparecidas.

El ministro de Interior colombiano, Luis Fernando Velasco, aseguró este sábado que a través de la Cancillería y la embajada colombiana ya están «interactuando» con el Gobierno y la Fiscalía mexicana «para lograr dar con el paradero de las 9 compatriotas que se encuentran desaparecidas en la zona de Villa Hermosa».
«Agradecemos la colaboración de las autoridades mejicanas y esperamos (que) estas mujeres sean rápidamente encontradas para que vuelvan a su hogar», dijo el ministro en un mensaje en su cuenta de X (antes Twitter).

Según reportó el periodista mexicano Ciro Gómez, las nueve mujeres están desaparecidas desde el 5 de enero, cuando fueron llevadas para acudir a una fiesta privada y ser explotadas sexualmente como «escorts» por un hombre identificado como Saulo David Sánchez Zetina, ‘El Jaguar’, quien encabeza, supuestamente, una red de trata de mujeres ligada al Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La denuncia, según el periodista, la hizo otro grupo de compañeras que también trabajan en estas fiestas, que aseguraron que las desaparecidas pertenecen a un grupo de entre 50 o 70 mujeres que fueron traídas desde Colombia por esta red de trata.

Esta red, que también tiene miembros colombianos, opera captando a las mujeres en Colombia y llevándolas a México donde se les informa de una deuda de 120.000 pesos mexicanos (unos 7.100 dólares) y se les retira el pasaporte, obligándolas a trabajar como ‘escorts’ en eventos privados.

Según los reportes, estarían siendo retenidas por un problema entre jefes.

El cónsul general de Colombia en México, Andrés Hernández, aseguró que ya se ha dado aviso a la oficina de Cancún para que «se activen los protocolos de búsqueda con las autoridades».

«Inicialmente dar con su paradero y rescate y luego restituir sus derechos al ser no solo víctimas de secuestro, sino de trata de personas y explotación sexual», enumeró como pasos el cónsul.

El Gobierno colombiano tiene habilitada una línea de teléfono gratuita (01 8000 52 2020 a nivel nacional o +57 (1) 6001035 desde fuera del país) a la que se puede llamar si se quiere consultar una oferta de trabajo demasiado atractiva, sobre la ruta de asistencia a una víctima de trata de personas, sobre recomendaciones para antes y después de viajar o para dar a conocer posibles casos de trata. EFE

 

Compartir