Presidente del Senado asegura estabilidad de Haití es responsabilidad de la comunidad internacional

Por Redacción (vozlibrerd@gmail.com)

Santo Domingo.-El presidente del Senado, Ricardo de los Santos,  afirmó este martes que la estabilidad  política en Haití es una responsabilidad de la comunidad internacional, tras asegurar que «no hay ni habrá una solución dominicana al problema haitiano».

Reiteró que la República Dominicana ha sido el país más solidario con Haití y rechazó que seamos un país racista ya que «somos un pueblo solidario y de valores democráticos, apegado a los derechos humanos.

El presidente de la Cámara Alta, Ricardo de los Santos, pronunció un discurso en el marco de las sesiones de las Comisiones Permanentes de EuroLat.

A continuación el discurso integro del presidente del Senado, Ricardo de los Santos.

Las relaciones entre la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) han sido compromisarias de una larga historia en cooperación, que se basa en valores e intereses comunes y en estrechos lazos económicos, políticos, sociales y culturales.

En ese sentido, cabe destacar que la diplomacia parlamentaria ha reforzado el diálogo y la participación de los diferentes sectores que, representados en nuestros parlamentos, nacionales y regionales, considerando que, como socios soberanos, tenemos la capacidad de coordinar y planificar con mayores éxitos los procesos globales que nos afectan, como alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).

El pueblo dominicano, agradece la escogencia de este escenario para llevar a cabo las reuniones de las Comisiones Parlamentarias Permanentes de EuroLat, órgano compuesto por las cuatro comisiones: la Mesa Ejecutiva, el Grupo de Trabajo sobre Seguridad Alimentaria, el Encuentro con la Sociedad Civil y el Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer.

La declaración de la Cumbre Unión Europea-Celac, celebrada los días 17 y 18 de julio de 2023, en Bruselas, es considerada un mapa de ruta para los desafíos que ambas regiones deben afrontar, tales como: la desigualdad en ambas regiones, la ciberseguridad, el cambio climático, las medidas a tomar para la seguridad alimentaria, salud, la inflación y las cadenas de suministro, entre otras.

Igualmente, es oportuno señalar que este Congreso Nacional, basado en las políticas públicas que fomentan el desarrollo social y económico, ha sancionado diferentes iniciativas que ayudan a enfrentar estos retos, un ejemplo de ello es la Ley núm. 589-16, que crea el Sistema Nacional para la Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional en la República Dominicana, su objetivo fundamental es garantizar el ejercicio pleno del derecho a la alimentación, y consagra, dentro de sus principios, el de la soberanía alimentaria, según el cual el Estado garantizará el acceso a alimentos sanos y culturalmente aceptables, priorizando la producción local.

Es importante destacar que el Senado de la República tiene como objetivo central la transparencia y la participación plural, para que todos los sectores de la sociedad civil puedan presentar iniciativas legislativas, y promover las políticas públicas que demanda la ciudadanía, lo cual se puede materializar a través de lo dispuesto en la Ley núm. 136-15, del 28 de julio de 2015, que regula la Iniciativa Legislativa Popular.

Por otra parte, hemos trabajado en la igualdad de género, la representación plena y equitativa de las mujeres, tanto en su empoderamiento social, como en su desarrollo económico y político.

Reiteramos a los señores miembros de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana (EuroLat), reunidos en esta Congreso Nacional (Salón de la Asamblea Nacional), nuestra satisfacción por el fomento de las relaciones amistosas entre nuestras regiones, trabajar para fortalecer la democracia, los derechos fundamentales, la cooperación internacional, la promoción y protección de los derechos humanos, los cuales están contemplados en los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional.

Asimismo, consideramos que nuestros parlamentos deben tomar una parte activa en fortalecer la colaboración, para que en las instituciones financieras internacionales y las organizaciones multilaterales, puedan establecer un sistema multilateral justo, inclusivo y eficaz, que asigne recursos suficientes al desarrollo sostenible de las políticas públicas que beneficien a las personas más necesitadas, garantizando el acceso a créditos y financiamientos favorables para nuestros países, que permitan estabilidad económica y reducir el endeudamiento público, mejorar la sostenibilidad de la deuda y construir sociedades más productivas en generación de empleo y reducción de la pobreza.

Actualmente, la población mundial contempla con profunda tristeza y consternación los acontecimientos bélicos que se escenifican en Ucrania, Israel y la Franja de Gaza; abogamos por la paz y seguridad entre los pueblos y apostando a que la diplomacia internacional logre establecer los mecanismos de diálogo para establecer una hoja de ruta en consonancia con la Carta de Naciones Unidas.

Finalmente, quiero aprovechar la oportunidad para manifestar a los miembros del EuroLat, nuestro apoyo a los esfuerzos liderados por Haití para encontrar una solución a su estabilidad como nación.

De acuerdo con el informe de Naciones Unidas, al menos 2,439 personas fueron asesinadas, 902 resultaron heridas y 951 fueron secuestradas entre el 1 de enero y el 15 de agosto de 2023. El mismo revela que el país está contralado en un 90 por ciento por las bandas.

También es importante destacar que la República Dominicana ha sido el país más solidario con Haití. En el sector salud, las parturientas haitianas ocupan un 70% en los centros hospitalarios públicos de la República Dominicana. No somos un país racista, somos un pueblo solidario y de valores democráticos, apegado a los derechos humanos.

La situación es de extrema emergencia, cabe hacer mención que la última resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sobre la extensión de la resolución para extender el régimen de sanciones, que incluye un embargo total de armas, la congelación de bienes. La misma complementa las resoluciones recientes del Consejo de Seguridad, para renovar y fortalecer el mandato de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití y para autorizar la misión multinacional de apoyo a la seguridad en Haití.

La estabilidad de la República de Haití es responsabilidad de la Comunidad Internacional, no hay ni habrá una solución dominicana al problema haitiano. La solidaridad de la comunidad internacional es urgente y de emergencia. Para luchar contra la hambruna, la inseguridad y que pueda retornar la paz y el desarrollo social, económico y político de un gran país como es la República de Haití. Estamos convencidos de que el bienestar de nuestros vecinos, es en gran parte nuestro progreso y desarrollo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir