El cáncer de mama, enfermedad que no discrimina

FUENTE ELDIA.COM.DO

Santo Domingo.- El cáncer de mama es uno de los más frecuentes en las mujeres y detectado a tiempo es una enfermedad potencialmente curable.

“El diagnóstico de cáncer de mama no es una sentencia de muerte”, explicó a El Día la doctora Leydy Paredes Durán, oncóloga clínica de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat).

El cáncer de mama es una enfermedad en la que células de la mama con alteraciones se multiplican sin control y forman tumores que, de no tratarse, pueden propagarse por todo el cuerpo y causar la muerte, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con el paso de los años las mejoras en el diagnóstico precoz y en los tratamientos de esta enfermedad han permitido que la supervivencia global aumente en los países desarrollados.

La tasa de supervivencia de este cáncer varía mucho en todo el mundo. En países poco desarrollados, como es el caso de la República Dominicana, se pueden explicar los números bajos de sobrevientes, debido a la falta de programas de detección precoz; producto de esto, un alto porcentaje de mujeres acuden al médico con la enfermedad en estado muy avanzado.

Auto examen

Paredes Durán alertó acerca de la importancia de hacerse el auto examen, al tocarse las mamas para verificar si hay alguna coloración, inflamación o algún bulto o masa. Si esto ocurre, debe acudir inmediatamente a su médico.

Sin embargo, no es suficiente, las mujeres con antecedentes deben realizarse un perfil sonográfico a partir de los 30 años, el cual consiste en la realización de una mamografía y sonografía de los senos.

Paredes explicó que existe “miedo”, en las mujeres a realizarse algunas pruebas diagnósticas porque piensan que son dolorosas o por el diagnostico.

El miedo es la primera barrera que hay que derribar en la lucha contra el cáncer de mama, una enfermedad que es “tratable” y más fácilmente “curable” si se detecta a tiempo, por lo que la autoexploración y la educación son vitales.

“Mujer explórate si tienes dudas acude a tu médico y pide ayuda”.

Alerta con los factores de riesgos

El tiempo adecuado para una mujer realizarse una mamografía, que es el estudio de rutina por preferencia, es mínimo una vez al año, sin embargo, esto dependerá de lo que su médico de base le indique de acuerdo a posibles factores de riesgos que la misma pueda tener.

Ahora bien, si luego de un chequeo preventivo y antes de cumplirse el próximo año, se identifica cualquier síntoma relacionado a la enfermedad, la paciente debe acudir al médico y repetir los estudios de imágenes.

Salud mental y cáncer de mama

Del 25 al 60 por ciento de los pacientes de cáncer de mama desarrollarán algún trastorno del estado de ánimo y el 30 por ciento de los casos es trastorno depresivo mayor.

Tras el diagnóstico de cáncer de mama, las personas suelen pasar por muchos altibajos antes, durante y después del tratamiento. Algunas pacientes sienten ansiedad, tristeza o estrés, y aunque a veces estas emociones disminuyen con el tiempo, también pueden durar meses o años y afectar la vida diaria.

La doctora Yudelka Tronilo, psiquiatra de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat) explicó a El Día que es importante recordar que ningún sentimiento está bien o mal y que no hay un buen o mal momento para sentirlos.

“Cualquier enfermedad que afecte el individuo, tendrá efectos en el sistema emocional; se va afectar la neurotransmisión cerebral, se va producir inflación en el cerebro y estas se traducirán a nivel emocional“, resaltó Tronilo.

Avances en tratamiento

Las personas que se enfrentan al cáncer de mama tienen hoy en día, tratamientos más personalizado, específicos, menos tóxicos e invasivos, gracias a los múltiples avances que se han logrado en los últimos años, impactando positivamente en la supervivencia.

Daliana Alcántara Jerez, médico internista-oncóloga clínica de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que el pronóstico ha ido mejorando paulatinamente gracias a las innovaciones en la investigación.

“El día de hoy la tasa de supervivencia a cinco años para el cáncer de mama se estima en más del 90 % de los casos. Mediante la investigación se han producido una serie de avances interesantes en el diagnóstico y tratamiento, incrementando las curaciones, prolongando la sobrevida de los pacientes con cáncer avanzado y mejorando su calidad de vida”, indicó.

Otras técnicas radiológicas, incluidas la resonancia magnética (MRI) y la ecografía, también se utilizan, pero están reservadas para una evaluación adicional de los hallazgos de la mamografía o para mujeres con mayor riesgo de cáncer de mama.

Compartir